Dina nació en Huarmey hace 19 años. Tiene 8 hermanos (es la menor de las mujeres) y de niña le gustaba mucho estar con ellos, ir al colegio y bailar. Desde pequeña su abuelita le decía que tenía que estudiar para salir adelante, y eso es lo que está haciendo: de día trabaja como asistente del hogar y de noche estudia Secretariado Ejecutivo Computarizado.

Todos mis hermanos fuimos al colegio, era un colegio bonito, divertido, en Huarmey, la pasé súper bien. Todos íbamos contentos. Me gustaban mucho las matemáticas. Me acuerdo cuando salíamos a participar al frente del salón, cuando bailábamos en los concursos entre colegios cercanos. ¡Siempre ganábamos los concursos de baile! Mi mamá tiene las fotos de mis concursos.

¿Qué pensabas cuando se acercaba el fin del colegio?

Que quería estudiar, tener una carrera, ser profesional.

¿Cómo nació en ti ese sueño?

Mi familia siempre trabajó en la chacra y yo soñaba con vivir en la ciudad. Cuando estaba en secundaria quería conocer Lima. Y un día mi prima me dijo vámonos a Lima, y vinimos. Ella es un poco mayor que yo. La primera vez vine de paseo 2 meses para conocer y regresé para terminar mi quinto de secundaria.

Después que terminé mi secundaria volví a Lima a estudiar. Una vez le pedí prestado a mi papá para comprar mi laptop, él me apoyó pero no creía que estaba estudiando. Entonces le pedí a la señora con la que trabajaba que hablara con él, lo llamó y le dijo que era verdad. Desde ahí todos saben que estoy estudiando.

¿Cómo elegiste qué estudiar?

La señora con la que trabajaba me ayudó. Primero estuve estudiando en un instituto, pero era la misma clase todos los días, no se aprendía nada, entonces la señora me dijo vamos a buscar otro sitio. Y con ella fuimos y me matriculé en la universidad. Estudié tres ciclos, y un día fui a pagar la pensión y vimos que el certificado salía con otro nombre. Cuando tú vas a buscar un trabajo lo primero que preguntan es dónde has estudiado, entonces decidí retirarme. Buscando en internet encontré la opción de estudiar Secretariado Ejecutivo Computarizado y me gustó. Ahora estoy estudiando en CIMAS, entré a su página web y vi que tiene más potencial. Fui a pedir información y me matriculé sola. Y me va muy bien, me gusta. Ya voy estudiando dos ciclos, me falta un año y medio para terminar.

¿Tus amigas también trabajan y estudian?

Yesenia trabaja en casa y estudia contabilidad. Tiene 20 años y es de Andahuaylas. Mis otras amigas trabajan en casa pero no estudian.

¿Por qué?

Porque dicen que no les alcanza, a otras no las dejan ir a estudiar. La mensualidad cuesta 230 soles y ellas ganan el sueldo mínimo y tienen que pagar el cuarto, los pasajes, la comida. Si trabajaran cama adentro sí se podría porque el trabajo les cubre la vivienda, la comida. Sólo gastarían sus pasajes.

Entonces ¿por qué no lo hacen?

Por falta de información, de consejo. A mí siempre me aconsejaba mi abuelita, siempre me decía tienes que estudiar.

¿Crees que los empleadores apoyan a las jóvenes trabajadoras del hogar para que estudien?

Sí, algunos sí. Cuando se puede estudiar se trabaja contenta.

¿Qué consejo le darías a una joven que no sabe qué hacer y que no tiene el apoyo de su familia para pagar sus estudios?

Que haga lo mismo que yo estoy haciendo: trabajar y estudiar a la vez, lo único que podemos hacer para salir adelante.

Queremos que cada vez más empleadores reconozcan que el acceso a la educación es un derecho humano, que faciliten el acceso a la educación y que se animen a proponer a sus trabajadoras del hogar (así como lo hizo la empleadora de Dina) la posibilidad de estudiar fuera de las horas de trabajo. Queremos que cada vez más jóvenes como Dina tengan la posibilidad de utilizar su trabajo del hogar en condiciones dignas para construir las vidas de sus sueños. Ayúdanos a compartir este mensaje y convirtamos el sueño de la Trabajadora del Hogar Estudiante en una hermosa realidad.