Hoy se celebra en el mundo el Día Internacional de la Trabajadora del Hogar y, desde Emprendedoras del Hogar, queremos saludar a las más de 20 millones de mujeres de América Latina que trabajan como trabajadoras del hogar y, a la vez, renovar con ustedes nuestro compromiso por trabajar por la dignificación de su trabajo.

Aunque a veces no reconocido como tal, el trabajo del hogar es actualmente una parte fundamental de la vida familiar en nuestro país y en Latinoamérica. Son muchas veces las trabajadoras del hogar las que permiten que las familias funcionen, son una pieza clave de la complicada maquinaria que constituye una familia. Son además, las personas a las que les confiamos nuestros tesoros más valiosos: nuestro hogar y nuestros hijos.

A su vez, el trabajo del hogar puede ser fuente de muchísimas oportunidades de superación y desarrollo a quienes lo ejercen. Es por eso que creemos que la imagen del trabajo doméstico en condiciones dignas debe replantearse como una herramienta para crear prosperidad. Estamos convencidas que si el mundo empieza a ver el trabajo del hogar como un primer escalón hacia algo más grande: acceso a la educación (trabajo con estudios para que puedan convertirse en profesionales), construcción de un emprendimiento (empresarias), profesionalización; las trabajadoras del hogar utilizarán sus empleos ya no como medio de supervivencia únicamente, sino como una forma de romper el círculo de pobreza en el que les tocó vivir, ellas sabrán que tienen la posibilidad de construir las vidas de sus sueños y cambiarán con esa posibilidad tanto sus destinos como los de sus familias.

Es por eso que estamos seguras que ahora es cuando, que hoy es el momento de cambiar el discurso, de cambiar el mensaje. Queremos invitar a todas las trabajadoras del hogar a soñar, a soñar sin límites, a visualizar la vida que les gustaría vivir en 1, 2, 5 años y a ver en su trabajo la oportunidad de hacer realidad esa vida.

Queremos que este sea un mensaje para las mujeres trabajadoras del hogar por su día, un mensaje distinto, empoderador, un mensaje que las llene de optimismo e ilusión y queremos que este cambio de modelo parta de Latinoamérica hacia el mundo. ¿Nos ayudas a difundirlo?