Conversamos con Sol Carreño y nos dio su opinión acerca de la situación del trabajo del hogar. Además, compartió con nosotros una gran idea para empoderar a las trabajadoras del hogar y ayudarlas a alcanzar sus metas.  

Sol: Yo lo que veo es que hay dignificar el trabajo del hogar. ¿En qué sentido? El trabajo del hogar es un trabajo valioso, un trabajo en que si lo realzas en una casa buena, en el sentido de casa de buenas personas, vas a tener no solo trabajo sino también cariño y apoyo para temas personales. Considero que hay una mucho mayor conciencia en esta época del tema de la igualdad de las personas. De que el hecho que una persona sea trabajadora del hogar no lo pone en una situación diferente a una persona que es empleadora del hogar.

Sin embargo, lo que yo veo también es que muchísimas chicas que podrían tener sueldos buenos como trabajadoras del hogar y vivir en condiciones cómodas y en un ambiente querido escogen tener otros trabajos con sueldos menores al sueldo mínimo simplemente por un tema de còmo se ve. Es mejor ser vendedora informal de una tienda, aunque me paguen 500 soles a ser trabajadora del hogar aunque me paguen más y me reconozcan mis derechos. ¿Por qué? Solo porque ellas prefieren decir que son vendedoras o asistentes de una peluquería que decir que son trabajadoras del hogar.

Lo que hay q hacer, en primer lugar, es insistir en el concepto básico de la dignidad de todo trabajo, es decir, que lo que te da el orgullo de decir “yo trabajo” es el hecho de trabajar, no importa de qué. Y por lo tanto, si entienden que lo q te da orgullo es trabajar, la razón por la que van a trabajar ya va a ser diferente: para conseguir un mejor sueldo, para ser mejor tratados, y no por lo que lo hacen ahora que es por decir “yo no soy empleada, yo trabajo de cajera” y muchas de estas chicas ganan mucho menos y viven en condiciones menos ventajosas que una trabajadora del hogar que trabaja en una buena casa, donde las tratan como merecen, no solo dando cumplimiento estricto de la ley sino donde además la tratan como familia

EdH: ¿Qué sugerirías?.

Sol: Yo haría un trabajo de imagen, de imagen de la trabajadora del hogar, tiene que revalorarse, la imagen no el trabajo, porque son valiosas y quienes las tienen reconocen que son valiosas, pero ese reconocimiento debería no ser solo para adentro, que no quede ahì. Lo otro es que se capaciten, que estudien.

EdH: ¿Tienes alguna historia bonita con alguna trabajadora del hogar que contarnos?

Sol: Yo tenía una amiga que cada vez que contrataba a una trabajadora del hogar en su casa, la hacía sentarse con ella y le preguntaba “¿Tu qué quieres en la vida?” y la obligaba a hacer un plan de vida por escrito y la obligaba a firmar un contrato con ella misma. Las ayudaba a planificar su ahorro y su capacitación. Esto hacia que la trabajadora adquiriera un compromiso grande no sólo con la casa sino también con su persona y con su futuro. Además, con esto se logra una fidelización al trabajo ya que este se convierte en un medio para obtener un resultado a futuro.

Sol Carreño además nos señaló la importancia de tratar temas de planificación familiar para evitar embarazos no deseados ya que muchas veces estos les impiden lograr sus sueños. ¡Muchas gracias!